36 bloques de madera Toskana-Glückskäfer

69,80 €
Impuestos incluidos
Edad recomendada
A partir de 12 meses

Juego de bloques de madera de 20 piezas es perfecto para crear coloridos edificios, torres y mandalas. 

A los niños les encantará ser creativos con estos bloques de construcción de madera, desarrollando su coordinación y creatividad mientras juegan. Este hermoso conjunto de bloques de madera incluye semicírculos, arcos, triángulos, rectángulos y cuadrados, elaborados éticamente con madera maciza y teñidos con colores naturales que permiten que se vea la veta.

El marco mide 27 cm x 19 cm x 5 cm. Los bloques tienen 4 cm de espesor.

Cantidad
EN STOCK ENVIO 24H

.

Juego de bloques de madera de 20 piezas es perfecto para crear coloridos edificios, torres y mandalas.

A los niños les encantará ser creativos con estos bloques de construcción de madera, desarrollando su coordinación y creatividad mientras juegan. Este hermoso conjunto de bloques de madera incluye semicírculos, arcos, triángulos, rectángulos y cuadrados, elaborados éticamente con madera maciza y teñidos con colores naturales que permiten que se vea la veta.

Los bloques de construcción son una excelente manera de desarrollar la coordinación de los niños e inspirar el juego imaginativo.

Estos 20 bloques de madera maciza vienen en un marco de madera para un fácil almacenamiento. Estos impresionantes bloques vienen en una variedad de formas y tamaños diferentes y seguramente inspirarán a los futuros arquitectos a ser creativos.

Jugar con estos bloques fomenta la creatividad y la motricidad fina, y se puede utilizar para promover el reconocimiento de colores y formas.

Hecho de forma ética, simple y hecho a mano, este juego de bloques ha sido fabricado con madera FSC maciza y tratado con pigmentos vegetales a base de aceite y colores naturales que permiten que se vean las características naturales y las vetas de la madera.

El marco mide 27 cm x 19 cm x 5 cm. Los bloques tienen 4 cm de espesor.

Madera europea certificada FSC.

La gama de juguetes de Glückskäfer está pintada con colores a base de agua y se deja sin lacar para resaltar las características originales de la madera y garantizar que se vea la veta.

La superficie de los bloques y piezas se siente un poco áspera al tacto, lo que los hace menos resbaladizos y más fáciles de apilar.

Esto también asegura una experiencia sensorial rica para el niño. Los juguetes Glückskäfer están bellamente elaborados siguiendo las filosofías Waldorf y Montessori que animan a los niñ@s a descubrir el juego creativo de forma autónoma.

Diseños de juguetes atemporales hechos de materiales naturales y teñidos con tintes a base de agua que permiten que la veta de la madera se vea aumentando la sensación de conexión con el mundo natural.

Glückskäfer trabaja con educadores infantiles para ayudar a diseñar sus juguetes y tener un fuerte enfoque en el desarrollo infantil temprano. Los materiales se eligen cuidadosamente para que sean ecológicos y táctiles.