Jungle Speed Beach - juego de cartas y tótem de atención

19,95 €
Impuestos incluidos

Jungle Speed Beach  es una nueva versión de este ya clásico de los juegos de mesa. ¡Disfruta ahora de Jungle Speed en la playa o en la piscina, gracias a sus cartas resistentes al agua y a su cómoda bolsa de transporte!

Cantidad
Sin stock


.

Jungle Speed Beach  es una nueva versión de este ya clásico de los juegos de mesa. ¡Disfruta ahora de Jungle Speed en la playa o en la piscina, gracias a sus cartas resistentes al agua y a su cómoda bolsa de transporte!

Máxima concentración, tensión, sonrisa floja… Una familia, un grupo de amigos, una reunión entera mirando a un punto fijo. Muy alejados los teléfonos móviles así como cualquier tipo de distracción. No hay duda, están jugando a Jungle Speed.

Bertone Studio, compuesto por Eduardo Bertone y Michiyo Sato, ha impregnado con su creatividad todo el diseño del nuevo Jungle Speed. El tótem, las cartas y la caja vienen repletos de colores propios de su estilo único, a camino entre la publicidad y el cómic.

Jungle Speed es un rapidísimo, divertido y original juego de cartas para toda la familia. No importa qué edad tenga cada jugador, no es necesario que haya jugado antes a ningún otro juego de cartas… lo único que importa es el tótem. El tótem centrará toda vuestra atención, no vais a poder dejar de mirarlo y tú vas a querer ser el primero en agarrarlo todo el tiempo.

Comenzar a jugar a Jungle Speed, además de hilarante, es muy sencillo. Simplemente coloca el tótem en el centro de la mesa y reparte cartas entre los jugadores, más o menos cartas según el número de participantes. Pero, ojo, repártelas boca abajo porque hasta el último momento nadie puede saber qué símbolo se esconde bajo cada carta. En tu turno, voltea hacia fuera la primera carta de tu pila y colócala boca arriba delante de ti. Tienes entonces unas décimas de segundo para mirar el resto de cartas visibles sobre la mesa. Si alguna de ellas tiene exactamente el mismo símbolo que la tuya el duelo está servido.

El objetivo de Jungle Speed también es simple: librarte de todas tus cartas. Y el primer paso para eso es ganar todos los duelos que se te presenten. A medida que vas volteando cartas las colocas una sobre otra, de manera que el nuevo símbolo que descubres tapa al que tenías anteriormente ante ti. En el momento en que tu símbolo coincide con el que se muestra ante otro jugador, o jugadores, tu objetivo es coger el tótem antes de que lo hagan ellos. Si lo consigues, tus cartas irán a parar a sus pilas y tú estarás más cerca de ganar.

Hasta aquí Jungle Speed puede parecer fácil, incluso demasiado. Realmente uno de sus grandes atractivos es que su mecánica no entraña más dificultad, dejando todo el protagonismo a la acción de la partida. Pero no te confíes porque, en ocasiones, los símbolos pueden parecerte iguales pero no serlo. Así que ten cuidado porque igual que ser el primero en coger el tótem cuando toca te acerca a la victoria, hacerlo a lo loco te puede penalizar. Por si fuera poco, hay algunas cartas especiales que modifican las reglas mientras están visibles, como la carta de colores, o que os obligan a realizar una acción simultáneamente a todos los jugadores con lo que el caos y las risas a buen seguro se apoderarán de todos vosotros.

Y si no has tenido suficiente, si eres un valiente, atrévete con la expansión. Cartas con símbolos tan parecidos que nunca estarás seguro de estar acertando. Sobre todo entre jugadores experimentados, porque a medida que avanza la partida y cuanto más juegues más rápido destaparás las cartas y cada vez tendrás menos tiempo para reaccionar. Pon a prueba tus cinco sentidos con Jungle Speed y no te resistas a la llamada de la selva.